Consorcio de la Fruta muestra primeros avances en mejoramientos de frutas de exportación

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Alianza entre empresarios e investigadores cosechará los primeros frutos.

Luego de cuatro años de trabajo de investigación, el Consorcio Tecnológico de la Industria Hortofrutícola S.A. evaluará  los primeros segregantes de especies frutales producidos por cruzamientos dirigidos por uno de sus programas de mejoramiento genético.

Esta iniciativa es cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, con recursos aportados por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), los cuales son entregados a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

El Consorcio está trabajando con las principales frutas chilenas de exportación con la finalidad de transformarlas en productos más competitivos en los mercados internacionales.

La entidad —que integran la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex), la Universidad Católica y las principales empresas exportadoras de fruta del país— se ha enfocado a buscar el mejoramiento genético de la uva de mesa, cerezos, manzanos, frambuesos y carozos (duraznos, nectarines y ciruelos); el aumento de la productividad en cerezo dulce y huertos de frambuesas; además de alargar la vida de postcosecha de este último berry.

También ha puesto énfasis en la obtención de nuevas variedades frutícolas adaptadas a las condiciones productivas y logísticas de Chile.

El gerente general del Consorcio, Jaime Kong, informó que las primeras especies a evaluar esta temporada son nectarines, duraznos y, probablemente, ciruelos, obtenidos a través de cruzamientos efectuados en el marco del Programa de Mejoramiento Genético de Carozos. Son más de 6 mil plantas híbridas, fruto de cruzamientos en las temporadas 2007-2008 y 2008-2009, dispuestas en la parcela de segregantes —que ocupan 3 hectáreas—, en la estación experimental de la Universidad Católica en Pirque.

La cosecha de estas especies se realizaría en el verano del 2011.

“Obtener los primeros ejemplares al cuarto año de iniciados los ensayos —señaló Kong—, es un hito para el Consorcio de la Fruta. Lo anterior demuestra que en Chile ya se ha logrado un know how que permitirá instalar nuevos programas con sus respectivos protocolos de trabajo. Experiencias internacionales indican que es normal tener resultados recién a partir de los 10 años de iniciado un proyecto”.

Frutas más resistentes y rentables

La búsqueda de nuevas variedades de carozos se debe a que éstos tienen un rápido deterioro por desórdenes fisiológicos que se manifiestan en postcosecha, debido a los largos viajes en cámaras de refrigeración. Lo anterior dificulta a los empresarios aumentar el volumen de estos frutales con la calidad adecuada en los mercados de destino.

Según estimaciones del Consorcio, un fruticultor puede perder hasta el 80% de la producción sólo por desórdenes fisiológicos. Por lo tanto, algunas de las alternativas comerciales que se esperan cultivar con éxito son duraznos y nectarines que se caracterizarán por baja incidencia de harinosidad y pardeamiento interno.

Otro logro importante es el crecimiento del banco de germoplasma de carozos, para la conservación de material vegetal vivo que será usado en futuras variedades mejoradas. Ya posee 61 variedades cultivadas en Chile y aumentará a 92 con el material genético traído desde Estados Unidos, actualmente en cuarentena en Pirque.

Además, se ha logrado un acuerdo de colaboración con el National Peach Repository de China —país cuna de los carozos—, para evaluar las mejores variedades de duraznos y nectarines. El objetivo es traer aquellas que sean más promisorias como fuente de germoplasma para el programa.

En tanto, el ejecutivo de innovación de FIA y supervisor de la iniciativa, Alfonso Yévenez, precisó que “las actividades del Consorcio están encaminadas a superar dos debilidades que tiene el país como exportador de fruta: la gran distancia que viajan nuestros productos, que perjudica la condición y calidad de la fruta, y la amenaza que suponen las nuevas variedades comerciales protegidas con registro de Propiedad Intelectual”.

Sin embargo, agregó, que la industria enfrenta estos temas como una oportunidad de mejora, “basándose en la fortaleza que significa ser productores frutícolas líderes del hemisferio sur, con una oferta de contraestación a los mercados de destino del hemisferio norte. Por lo tanto, el objetivo es lograr nuevas variedades frutales propias (nacionales) que sean tolerantes y resistentes a enfermedades y daños fisiológicos, con la calidad que está pidiendo el mercado comprador”.

Otra línea de trabajo es el Programa de Mejoramiento Genético (PMG) de la uva de mesa que nació por la necesidad de los fruticultores de hacer un recambio hacia una variedad más rentable. “La Thompson Seedless tiene un costo de producción alto durante su manejo en el huerto y en el packing, ya que el racimo debe tener una intervención manual antes y después de cosecha a fin de mejorar su condición”, explicó Kong.

La primera generación híbrida (3 mil plantas) ya se encuentra en huertos de Curacaví (Región Metropolitana). Se trata de cruces entre cultivares americanos y de Europa del Este, los cuales darán una variedad sin semilla y resistente al hongo fitopatógeno de la Botrytis que se manifiesta principalmente en postcosecha.

Durante 2009, gracias a un convenio con la Universidad de Pecs, Hungría, se efectuaron cruzamientos para obtener híbridos en contraestación, lo cual acortará los tiempos de obtención de nuevas plantas. Se espera que a fines de la temporada frutícola 2010-2011, el número de plantas llegue a 7 mil y comience la cosecha de los primeros híbridos.

Potencial del cerezo

Con respecto al cerezo dulce, la superficie plantada de este frutal aumentó de 34 mil hectáreas (temporada 2008-2009) a 50 mil hectáreas (temporada 2010-2011). El 40% de ella es destinada a la exportación.

Las cifras anteriores convierten al cerezo en una especie atractiva para mejorar genéticamente e ingresar a un mercado como China. Por ello, el Comité Técnico del PMG de cerezos determinó cuáles deberán ser las características de las variedades temprana y tardía para exportación, de acuerdo a las necesidades de la industria local. Ellas son buen sabor, firmeza, buen calibre, productiva, tempranera idealmente, aunque también se buscan algunas tardías, pero con resistencia a la partidura.

Este programa se ha iniciado disponiendo de un extraordinario banco de germoplasma establecido en Chile —gracias al acuerdo entre el Consorcio y el Research Institute for Fruitgrowing de Hungría—, que ha internado más de 30 variedades de origen europeo en asociación con un vivero nacional.

En manzanos, comenzó la evaluación de tres selecciones de interés comercial elegidas por un panel de degustación y resistentes al hongo fitopatógeno Venturia, en particular en 5 locaciones entre Curicó y Valdivia, respondiendo al traslado natural de los cultivos más al sur, por efecto del cambio climático.

El ejecutivo del Consorcio dijo que “si bien aún no tenemos fruta de híbridos, se espera lograr una manzana de óptima calidad, en cuanto a su textura, calidad de fruta y vida de poscosecha, para competir con las de Estados Unidos, Europa y Nueva Zelandia”.

Share Button
:: Articulo visto 29 veces ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Talca 626, oficina interior
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Viernes 15 de Diciembre de 2017
  • UF: $26.784,32
  • Dólar: $641,05
  • Euro: $755,24
  • IPC: 0,10%
  • UTM: $46.972,00
  • Imacec: 2,90%
  • Libra de Cobre: 3,04