Así viven en Freirina el cierre "indefinido" de Agrosuper

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Cinco carpas, una cocina improvisada, una mesa larga con sillas blancas y hasta una piscina para los niños instaló, hace un mes y medio, un grupo de 40 ex trabajadores de Agrosuper en las afueras de la planta de Freirina.

Se trata de una toma pacífica y organizada en turnos, para que siempre haya al menos ocho personas cuidando la entrada a uno de los planteles en los que todavía hay cerdos, los que deberían ser retirados durante las próximas semanas para concretar así el cierre “indefinido” de la planta anunciado por la compañía.

“Queremos que de aquí no salga ninguna de las 9.800 hembras que aún quedan”, explican los partícipes de la toma.

“Nos aferramos a los animales”, agrega la ex trabajadora de Agrosuper, Paulina Castillo, quien junto a sus compañeras cuenta que casi no van a Freirina porque las tienen “amenazadas”.

El grupo no pierde las esperanzas de que la compañía del empresario Gonzalo Vial revierta la decisión que tomó en diciembre pasado de cerrar “indefinidamente” la planta y puedan así recuperar sus trabajos. “La empresa nos ofrecía calidad de vida. Teníamos contrato indefinido, sueldo digno. Los alcaldes de la región quieren que nos vayamos a recoger papas y tomates. No saben cómo trabajábamos aquí. Yo no quiero volver a lo mismo”, agrega Castillo.

Pese a que están agradecidos de la compañía, dicen que el gerente general, José Guzmán, debe “dar la cara”. “Queremos que deje el cargo que tiene porque es quien decidió que Agrosuper saliera de la zona”, explica el ex contratista de la empresa que visita seguido al grupo en toma, Heriberto Rivera. Es más, según cuenta, hay gente en la zona, incluso detractores al proyecto, que dicen que si se produce el cambio, los dejarán trabajar tranquilos.

El grupo en toma también apunta a las autoridades de la región de Atacama, que no “han hecho nada” para que la empresa se quede. “Hemos visto cómo se llevan a los animales, vemos cómo Agrosuper retira las instalaciones y eso duele. Duele mucho, porque nadie tuvo la valentía de asumir que se habían hecho las cosas mal. Nosotros somos los que estamos pagando las consecuencias de un error de la empresa, que hizo todo posible por arreglarlo. Todo apunta a culpar a la empresa, pero los principales culpables son las autoridades que no hicieron nada”, agrega Castillo.

Piden plebiscito para definir el futuro de la zona

A diario, los ex trabajadores “bajan” a Vallenar a buscar donaciones en alimentos y reciben algunas visitas que llegan a entregarles apoyo o a llevarles algún regalo a los niños que ahí duermen junto a sus padres.

Uno de ellos es el presidente de la Cámara de Comercio de Vallenar y del Valle del Huasco, Abdón Baraqui, quien cuenta que, si bien al igual que la gran mayoría de la gente, apoyaba que la empresa se hiciera cargo de los malos olores, nunca estuvo de acuerdo con las protestas y la violencia que terminaron haciendo que la empresa se fuera de la zona. Dice que están “matando” el desarrollo del Valle del Huasco. Cuenta que ha hablado con el alcalde de Vallenar, que está a unos 30 km de Freirina, para intentar la reapertura si es que se garantizan las condiciones de seguridad, pero que aún queda camino por recorrer. “Si el alcalde de Freirina da el visto bueno, la empresa vuelve”, asegura el empresario hotelero, quien junto a los trabajadores ha pedido un plebiscito en la zona para definir el futuro.

Baraqui además está trabajando con el presidente de la Asociación para el Desarrollo Medioambiental, Económico y de Seguridad de Freirina, Cristián Escobar, quien también trabajaba para Agrosuper como guardia de seguridad y que desde octubre está sin trabajo.

Escobar cuenta que han solicitado al alcalde de Freirina, César Orellana, una reunión para buscar soluciones. “El es la piedra de tope. Le hemos mandado cartas, pero no ha pasado nada. El alcalde se niega al diálogo”, explica.

El dirigente asegura que en el sector no hay empresa que pueda darle trabajo a la gente que está quedando cesante. Calcula que entre empleos directos e indirectos se trataría de más de mil personas en todo el valle. El mayor temor de Escobar es que se vuelva a vivir “lo que pasó en 2005, cuando la cesantía en la Región llegó a un 23%”.

El y el resto de los trabajadores desvinculados están abocados a la búsqueda de trabajo, pero las cosas no van bien. Dice que los currículos enviados por la gente de Freirina no tienen cabida en las empresas. “Son rechazados por el simple hecho de tener dirección de Freirina. Nos consideran una comuna conflictiva”, cuenta.

Escobar y su gente se han juntado con los senadores Isabel Allende y Alejandro Navarro para que intervengan y hagan de nexo con el alcalde, porque “no está representando a la comunidad, sino que a un pequeño grupo”.

Además, ya solicitaron una reunión con el Presidente Sebastián Piñera, que esperan se concrete en marzo.

El cierre avanza a toda máquina

Mientras en la zona los ex trabajadores intentan revertir la decisión de Agrosuper, la compañía avanza de acuerdo al plan de cierre presentado a las autoridades ambientales de la III Región hace un par de meses.

El último camión con cerdos del área de crianza salió el lunes recién pasado rumbo a Rancagua, la planta de alimentos ya está con candado y algunas personas trabajan limpiando y cerrando uno a uno los pabellones donde hasta hace algunas semanas estaban los cerdos. Están sacando desde las calderas y los sistemas de alimentación automatizados hasta las ampolletas.

En las oficinas centrales, a la orilla de la carretera entre Vallenar y Freirina, hay poco movimiento, y las cerdas reproductoras a las que tanto cuidan los ex trabajadores para que no se las lleven a la zona central, en unas semanas deberán comenzar su traslado.

De los 450 trabajadores que tenía la planta cuando comenzó el conflicto, hoy sólo quedan unos 85 a la espera de ser desvinculados. Y una vez que se termine con el cierre, sólo quedará un pequeño grupo a cargo del cuidado y la mantención de las instalaciones en las que la empresa alcanzó a invertir US$480 millones.

Alcalde dice que no se niega a la inversión

Justo el día en que César Orellana (30 años) asumió como alcalde de Freirina, se inició la última etapa del conflicto en las calles de Freirina. Eso fue el 6 de diciembre pasado.

A dos meses de eso, dice que “las aguas están más tranquilas” luego de la decisión de cerrar de la empresa, que asegura tiene “un prontuario ambiental”. “Agrosuper dio muestra de ser una empresa en la que no se podía confiar. Se les dieron todas las facilidades. Hay muchos que piensan que el conflicto se inició cuando comenzaron las tomas en mayo pasado. Pero la verdad es que antes de eso hubo reuniones, cartas y compromisos para terminar con los olores que no se cumplieron, y el tema de los olores iba en aumento”, explica.

Orellana dice que Agrosuper “no es una empresa creíble”, porque donde está instalada tiene problemas con la comunidad. “No nos estamos negando a la instalación de proyectos, queremos que lleguen, pero siendo respetuosos con los vecinos”, asegura.

Con todo lo que pasó, el alcalde cuenta que “cambió el paradigma” y que ahora las empresas saben que antes de empezar un proyecto deben sentarse a hablar con la comunidad.

A esto agrega que la gente está tranquila y que lo que pasó con Agrosuper ya “no es tema”. Sin embargo, comenta que lo siguen amenazando, que lo llaman por teléfono en medio de la noche y que ha recibido presiones políticas de su propio partido -el PS-, de parlamentarios de la zona y de otros como Alejandro Navarro, quien hace algunos días fue a pedirle que se sentara a conversar con la empresa. “Puede haber presiones y amenazas, pero voy a seguir haciendo mi trabajo. No tengo que ver con el cierre. Yo sólo cumplí con
hacer lo que todo alcalde debe hacer”, explica Orellana, quien quiere aprovechar la tribuna que ha tenido el pueblo para posicionarlo como destino turístico.

Los planes de los mayores detractores

Como una “victoria ciudadana” califica el vocero del Movimiento Socio Ambiental de Huasco y ex Freirina Consciente, Yahir Rojas, el cierre de la planta productora de cerdos. “Sabemos que la ciudadanía ganó, e hizo dar un paso atrás a una de las empresas más grandes de Chile”, explica.

Asegura que están tranquilos y contentos por la organización que se formó en Freirina, y cuenta que ahora están tratando de fortificar los lazos con todo el Valle del Huasco. “Vamos a seguir atentos, movilizados e informados como siempre”, agrega.

El grupo sigue de cerca el cierre de Agrosuper y está preocupado por la instalación de la termoeléctrica Punta Alcalde. “Estamos en pie firme, para enfrentar un nuevo desafío, que es Punta Alcalde, y la disponibilidad de agua que aquí escasea”, asegura.

El tema laboral les preocupa, pero es de la idea de que “el trabajo no se puede interponer a la vida de las personas”. “Queremos desarrollo que vaya de acuerdo con las necesidades de la comuna. La planta de Agrosuper, que iba a llegar a tener 2,5 millones de cerdos, no va de acuerdo con una comunidad de 6 mil habitantes”, agrega.

Comercio a la baja y deudas impagas

Mientras los líderes sociales intentan fortalecer posiciones, en Freirina dicen que ya se notan cambios. En el comercio, en general, advierten que sus ventas ya han bajado a la mitad. “Volvieron a ser como eran hasta antes de la llegada de Agrosuper”, cuentan en el centro.

En una de las botillerías de la comuna, Corina Cepeda cuenta que la compañía trajo mucha gente a la zona y que eso hizo que vivieran un “boom”. Anticipa que a partir de marzo, cuando pase el verano, las ventas debieran bajar más o menos en 50%.

Una opinión distinta tiene el comerciante Christian González, quien dice que mantiene los clientes de siempre y que no hay un “efecto cierre”.

Donde sí se ven consecuencias, dice el dirigente social Cristián Escobar, es en el endeudamiento de las personas. Como llegó tanta gente al lugar y no había hoteles, la gente comenzó a arrendar piezas o a hacer ampliaciones en sus casas para recibirlos. “Hay casas que quedaron a medio construir y gente a la que la quieren embargar”, cuenta.

 

Fuente: La Segunda

Share Button
:: Articulo visto 46 veces ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Miércoles 26 de Septiembre de 2018
  • UF: $27.348,34
  • Dólar: $667,17
  • Euro: $784,44
  • IPC: 0,20%
  • UTM: $47.920,00
  • Imacec: 3,30%
  • Libra de Cobre: 2,89