La batalla del Matancilla 

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Como la y el gentil lector de esta modesta columna semanal ya saben, el río Matancilla, afluente del río de El Carmen, y por tanto tributario importante del río Huasco, le pertenece desde hace ya varios años, por ley, a tres empresas con asiento en la región de Coquimbo, entidades que, por cierto, no se dedican a cultivar ni un tomate sino que a apoderarse de derechos de agua de manera subrepticia para luego, seguramente, especular con dichos derechos en el mercado del agua, en donde con mayor frecuencia los grandes consorcios agroindustriales y megamineros requieren del vital elemento para sus procesos. Y todo esto se realizó a  espaldas de las comunidades de la cuenca del Huasco.

Una de las facilidades que tuvieron estas tres empresas para concretar su fechoría fue que las nacientes del río Matancilla, ubicadas en la alta cordillera, fueron dejadas en la región de Coquimbo durante los años 70’s, cuando la dictadura cambió los límites del país, pasando de provincia a regiones, y en nuestro caso, Atacama, se perdieron el observatorio La Silla y el mineral de oro de El Indio, éste último que sería explotado por la recién llegada Barrick Gold… (¿Cómo es la frase del Bombo Fica?)

Por supuesto que el derecho positivo es muy distinto al derecho natural. Y el Matancilla pertenece a la Cuenca del Río Huasco, entendida no sólo como una delimitación meramente geográfica o hidrológica sino que también cultural, ligada a usos tradicionales de comunidades muy antiguas, como el pastoreo, la alfarería, la pirquinería y pequeña agricultura.

Hace tres años atrás, en una entrevista con un antiguo minero de la localidad de El Corral, del Valle de El Carmen, surgió al calor de un fogón el tema de este río prodigioso y de aguas prístinas. En la ocasión, el gentil narrador aportó detalles de un particular hecho que bien podría formar parte del realismo mágico del territorio huasquino pero que ocurrió en verdad en la alta cordillera de la zona, justo donde el Matancilla comienza su recorrido luego de desprenderse de cuerpos de hielo y nieve.

“Fue en los años 60” señaló mi interlocutor en su relato, agregando que “Éramos cabros en ese tiempo. Andábamos haciendo minería allá arriba, cuando nos encontramos con que habían hecho unos canales para llevarse el agua. Ese tiempo fue de mucha sequía y por aquí casi no pasaba agua en el río. Y los pillamos justo. Nos tiraron unos balazos. Nosotros nos parapetamos y respondimos. No nos íbamos a quedar de brazos cruzados”

Interrumpió su relato aquel minero para llevar la mirada hacia la cordillera, justo cuando el fulgor de relámpagosparecía saludar la impronta de aquel veterano de aquella escaramuza andina. Quedaba así más que claro, junto ya con apagar la grabadora, que más allá de abogados litigantes y de toneladas de recursos judiciales, al río Matancilla, a nuestro río, no le han de faltar valerososcentinelas dispuestos a defender sus aguas del despojo vergonzoso como el que hoy en día quiere perpetrarse.

Share Button
:: Articulo visto 1 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Miércoles 10 de Agosto de 2022
  • UF: $33.519,33
  • Dólar: $900,78
  • Euro: $919,26
  • IPC: 1,40%
  • UTM: $58.772,00
  • Imacec: 3,70%
  • Libra de Cobre: 3,62