Un estadio municipal sin VAR

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

¡ Oh, qué emoción! ¡Una nueva pelea política en Vallenar! Parece que el señor Enciclopedia y su Furiosa están más entretenidos que las comadres en la feria. Con cara de espanto y yo no fui desde el Palacio de las Flores anunciaron que por culpa de “el siniestro grupo de 6 que no hacen uno” se perdieron los 300 palitos con que el gobierno buscaba apoyar la reelección y que de paso, servían para mejorar el estadio Nelson Rojas. ¡Qué dramón! Según los tinterillos del fracaso permanente que asesoran a la exitosa dupla, el estadio ya era suyo y que eso lo tenían bien clarito con un certificado de dominio que data del año de la tos. Pero el “grupo de 6 que no hacen uno” insisten en que el recinto todavía es del SLEPH ¡Qué dilema, señores y señoras! Y lo más curioso de todo es que el Enciclopedia y Furiosa, que han tenido a toda una montaña de Dirección de Obras Municipales a su entera disposición por más de tres años, ni se molestaron en subdividir y poner el terreno a su nombre. ¡Vaya desidia! Olvidadizos como siempre, la dupla olvidó su especial habilidad en maltratar al “grupo de 6 que no hacen uno”, lo que se traduce en una dificultad ante cualquier intento de trabajo conjunto. Entre inscripciones vigentes, planos perdidos y opiniones jurídicas al pedo, la situación se convierte en un verdadero enredo. En resumen, parece que nadie se pone de acuerdo sobre quién es el dueño legítimo del estadio, si vale la pena invertir plata pública en mejoras y si el Enciclopedia y Furiosa debería haber tomado más cartas en el asunto antes. Mientras tanto, el pasto crece, las canchas se llenan de baches y el estadio Nelson Rojas sigue esperando su momento de gloria. ¡Qué comedia!

Consejo Gratis: Leer menos Enciclopedias, odiosear menos por feibuk y revisar la ley pues NO SE NECESITA ACUERDO cuando los Convenios de Transferencia con otros organismos públicos no importan un desembolso superior a 500 UTM para la Muni. O sea, SIEMPRE se pudo aprobar y recibir los 300 palos. En vez de eso, la dupla apasionada, prefirió la polémica cuando podrían estar mejorando el Estadio desde ya. Revisen el VAR antes de llorar.

Share Button
:: Articulo visto 47 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *