Buscan pruebas claves de posibles cómplices en el caso de Cecilia Julio

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

El Ministerio Público está a la espera de los resultados de pericias claves para establecer la posible participación de terceros en la muerte de la estudiante universitaria Cecilia Julio Bolados. Ello, cuando sólo restan ocho días para la audiencia donde se discutirá el cierre de la investigación (20 de septiembre).

Uno de los análisis pendientes corresponde a una amplificación de ADN que busca determinar si muestras halladas en la ropa de la joven pertenecen al único imputado en la causa, Daniel Rojas Pool, o a otra persona.

La diligencia fue solicitada en primera instancia al Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), sin embargo, los procedimientos aplicados a la vestimenta no arrojaron resultados positivos, motivo por el cual se recurrió al Servicio Médico Legal de Santiago, organismo que posee otras técnicas para extraer la información que se busca.

Células
Además la fiscalía solicitó al SML comparaciones de material genético encontrado en las uñas de la estudiante de Enfermería. Se trata de un set de células epiteliales (de la piel) que podrían corresponder a otro implicado en el crimen.

Los resultados de ambas pericias serán determinantes en el curso de la investigación y no se descarta que den origen a nuevas detenciones.

El fiscal regional, Cristian Aguilar, confirmó que el Ministerio Público está a la espera pericias altamente significativas para el resultado de la investigación, pues ellas podrían servir para la recalificación del delito por el cual está detenido Daniel Rojas Pool (homicidio calificado) o bien para acreditar la participación de «una u otras personas» distintas al imputado.

«Esperamos dentro del plazo autorizado por el tribunal para el cierre de la investigación contar con todos los antecedentes que permitan tener claridad respecto al delito y quiénes participaron en su comisión», explicó.

Cristian Aguilar declinó referirse a la naturaleza exacta de las pericias, pero fuentes cercanas al proceso han confirmado que son de índole genética (amplificación de ADN y comparaciones de muestras).

Petición
Lo que sí reconoció el fiscal regional es que existe la posibilidad de pedir mayor plazo de investigación al Juzgado de Garantía atendido el estado actual de la causa, que sigue con diligencias pendientes.

«El resultado de las diligencias que se agreguen, de variada índole, que se están realizando, determinará cerrar la investigación y presentar acusación contra el imputado (Rojas Pool) o solicitar una nueva prórroga», argumentó.

En enero pasado, tras la detención del ex chofer y cuidador de Audiocar, Daniel Rojas Pool, el tribunal otorgó al Ministerio Público 180 días para completar su investigación, plazo que posteriormente, en junio, fue ampliado en 60 días.

Audiencia
El próximo martes 20 de septiembre se realizará en el Juzgado de Garantía la audiencia de apercibimiento de cierre de investigación, donde se definirá un posible plazo adicional o, en su defecto, el fin de las pesquisas.

Uno de los abogados que representa a la familia de la universitaria, Jorge Cortés-Monroy, anticipó que si a esa fecha existen diligencias no cumplidas, apoyarán la solicitud de prórroga que eventualmente haga la fiscalía.

«La instrucción que nosotros tenemos de la familia es que se tienen que agotar todas las diligencias de investigación para esclarecer lo que efectivamente ocurrió, así como la participación de más personas, razón por la cual vamos a compartir la opinión del Ministerio Público», señaló.

Cortés-Monroy incluso manifestó la posibilidad de invocar el plazo máximo legal para este tipo de delitos (dos años), «si realmente estimamos que es necesario para conocer toda la verdad».

La familia de Cecilia Julio Bolados siempre ha sostenido que en la muerte de la estudiante participó más de una persona. La teoría fue ratificada hace pocas semanas por el padre de la universitaria, Elvis Julio, en una visita al lugar donde el 24 de diciembre pasado aparecieron los restos de la joven.

«Mi hija era deportista, no era menuda, medía 1,65 metros de estatura, no era una persona que alguien pudiera fácilmente doblegar», aseguró en esa ocasión el papá.

Jorge Cortés-Monroy manifestó que la teoría de la participación de más personas, si bien es una interpretación que comparte como abogado querellante, necesita sustentarse en pruebas científicas, «como las que se han solicitado».


Fuente: Emol

Share Button
:: Articulo visto 18 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *