Megaterremoto 

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

No, el título de la columna de esta semana no tiene nada que ver con la instalación de las Seremías en Atacama… así que, para las y los malpensados, no nos referiremos en los siguientes párrafos sobre aquel choque de placas, con epicentro en el edificio consistorial Pedro León Gallo en Copiapó, y que según informes preliminares ha arrojado importantes bajas y no pocos heridos…

El tema que nos convoca, sufridas y sufridos lectores, es una interesante crónica aparecida estos últimos días en la prensa regional, y que como toda noticia importante pasó sin pena ni gloria en medio de la muchedumbre ávida, al parecer, de contenidos más espirituosos y/o de más fácil digestión.

El asunto es que un grupo de científicos de la Universidad de Atacama difundió los resultados de una serie de estudios geológicos realizados ya desde hace un par de años en la región, principalmente en la zona costera entre Huasco y Chañaral, con el fin de seguirle la pista a un gran evento telúrico del cual no se poseía mayor registro. 

Claro, usted dirá “El columnista pa’gil si en Atacama no es notica que tiemble pu…” Correcto, en nuestra región es habitual percibir remezones de piso (Y no me estoy refiriendo, por favor, al sismo del edificio consistorial… ¡Ya pues!) por lo que estamos ya acostumbrados a acordarnos del terremoto de 1922 cada vez que pasa el camión del gas, cuando los sub bajos del vecino reggetonero están muy fuertes o los pirquineros de la zona están meta guaracazo con el cerro…

Este terremoto, de magnitud superior al del año 22, provocó un tsunami devastador hacia el año 1420, es decir, más de medio siglo antes de la llegada del invasor español a América, por lo que se estima que el litoral atacameño estaba poblado por pequeños asentamientos, principalmente changos. Y como es sabido, dicha cultura no había desarrollado un sistema de escritura como para poder dejar registro de la catástrofe, por lo cual, seguramente, la tradición oral se encargó de mantener vivo el recuerdo hasta que al final éste se perdió en la noche de los tiempos.

Este estudio geológico se basó en la investigación de las huellas que dejó la gran marejada en diversos sectores costeros, con olas de una altura superior a los 20 metros, las cuales causaron el desplazamiento de enormes rocas, de medio centenar de toneladas algunas de ellas, y que fueron arrastradas y depositadas a casi medio kilómetro de su ubicación original.

La forma de datar este enorme megaterremoto, aparte de las pesquisas geológicas, incluyó consultar fuentes escritas al otro lado del océano, específicamente en Japón, en donde sí existía escritura durante esa época y en donde se pudieron rescatar antiguas crónicas que hablaban de un 1º de septiembre de 1420, cuando una serie de elevadas olas causaron estragos en varias aldeas de pescadores de la zona.

La importancia de destacar este tipo de informaciones radica en poder aplicar dicho conocimiento a la planificación maestra regional, no sólo en cuanto a la respuesta frente a catástrofes naturales, sino que también a la regulación del poblamiento desordenado que hoy evidencia nuestro litoral. Urge actualizar nuestra cultura sísmica, más aún cuando en noviembre próximo se cumplen los 100 años del terremoto de Atacama, al parecer el más recordado pero no el más destructivo.

Es necesario también fortalecer la investigación científica regional, apoyarla con recursos y facilitar la difusión de estos estudios para conocimiento de las comunidades y de las autoridades respectivas.

Finaliza ya la modesta columna de opinión… en tanto se sienten aún las réplicas del terremoto de esta semana… cuentan supervivientes que se vieron olas monstruosas avanzar por las calles céntricas de Copiapó, mientras aterrorizados personajes se aferraban con afán a sus escritorios… ¡Seguiremos informando!

Share Button
:: Articulo visto 1 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Jueves 11 de Agosto de 2022
  • UF: $33.534,37
  • Dólar: $889,38
  • Euro: $916,60
  • IPC: 1,40%
  • UTM: $58.772,00
  • Imacec: 3,70%
  • Libra de Cobre: 3,62