Crónicas sociológicas para leer: Análisis de la muerte

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Jorge Omori Varas, Sociólogo

En nuestro modelo occidental de los tipos de familias, donde los estereotipos sociales pedominantes están fundamentados en lograr la felicidad, el éxito, el status social, acaparar  bienes sociales y materiales y el bienestar de cada uno de los suyos, hay un tema que esta ahí y que estallara tarde o temprano, sabemos que existe y que llegara, es ‟la muerte″.

Hablar de la muerte se considera tabú o de mal gusto en muchos casos. Al fallecido se le encajona, se le arregla, se le camufla con flores y olores, se le hacen bonitos discursos. Sin embargo un hecho tan cercano y propio del ser humano necesita ser entendido para vivir mejor. La inclusión en las mallas curriculares educacionales sobre el tema de la muerte es apoyada por diversos académicos universitarios. Aprender y tratar de entender la muerte es lo más natural que nos sucede a los seres humanos, pero es una condición llena de enigmas y misterios. La muerte ese proceso biológico inevitable en los seres vivos, nacemos y lo único que tenemos claro es que la vida termina con la existencia material y espiritual de cada uno. Este ciclo no es entendible para nadie, el delgado péndulo que separa la vida y la muerte es un misterio que tal vez los seres humanos no tengamos la capacidad ni el tiempo para comprenderlo.

La vida este proceso natural del que disfrutamos todos, algunos con más libertad que otros, debido a que hay personas discapacitadas y otras con diferentes enfermedades invalidantes que no la hacen poder disfrutar de la vida como la deberían vivir. Hay un famoso piscoanalista que para muchos y muchas en la Comunidad Científica se encuentra obsoleto, pero sus estudios son el marco inicial, los parámetros de una ciencia irreverente con el modelo cultural de occidente, Sigmund Freud. El mismo que con sus investigaciones molesto al orden social establecido, además de poner en duda la supuesta ‟Racionalidad″del ser humano. Hace algunos años leí que uno de sus últimos descubrimientos era que el ser humano por instinto buscaba la muerte, debido a que siempre busca el estado de calma. Por ejemplo las necesidades primarias que son biológicas, cuando no están resueltas, estalla una pulsión para resolverla cuanto antes: ‟‟sed″, ‟hambre″, ‟deseo sexual″ etc. En caso de faltar comida en el o ella, estalla una pulsión para buscar alimentación, después de resolver esta contradicción vuelve la calma y se dilata la pulsión. Lo mismo pasa con el sexo, sueño y con otras necesidades biológicas, después de resuelta o satisfecha la contradicción vuelve la calma. Pues Freud dice, que el estado de cúlmine de la calma es la muerte, por tanto los seres humanos inconcientemente de nuestro particular proceso de vida, buscamos resolver nuestra última contradicción de vida, el estado de calma cúlmine, la muerte. La pulsión de muerte, representa la tendencia obstinada de todo ser vivo a retornar al estado inórganico. Si admitimos que el ser vivo, vino después del no vivo y que de el surgió la pulsión de muerte, por tanto una pulsión tiende al retorno a un estado anterior, en el caso del ser humano a un estado inorgánico, donde no existía como materia.

Pero las personas que fallecen de muertes violentas como accidentes de tránsito, un asalto, enfermedades graves o un accidente de cualquier naturaleza, no estaban buscando la muerte. Solo les llego por el azar, ahí corren otros mitos y creencias populares,

El objetivo de un impulso consiste en ser descargado, lo que suele producir placer. En estas circunstancias el estímulo principal es la descarga misma, la disolución del impulso, es decir su muerte, Estos instintos de muerte o impulsos destructivos parecen estar en oposición con la tendencia de la líbido energia sexual, que busca el placer. En su obra ‟Más Allá del principio del Placer″, Freud se pregunta si el impulso hacia la muerte, autodestructivo. No es acaso el principio fundamental de todos los demás impulsos y al tender todos hacia la muerte, uno puede formular la siguiente paradoja. La vida es solo una demora de la muerte, la dinámica de la personalidad resulta del antagonismo entre el impluso a la vida y el impulso hacia la tendencia irreductible de todo ser vivo a retornar al estado inórganico o sea la búsqueda de la muerte,

En relación a este tema las religiones no están de acuerdo con la posición de este erudito judío que fue perseguido por los nazis al estallar la II guerra Mundial. No es un tema de religión hay sectas, castas, tribus que han manejado a través de la historia el tema de la muerte, con especial sigilo y misterio. Las reprentaciones de algunas tribus de norteamérica en las figuras de los totems, los Rapa Nui con los moais, el vudú en Centromérica, el enigmatico y misterioso centro ceremonial de Tiahuanaco Y Pumapunku en Bolivia, las pirámides egipcias, Machu Picchu, la cultura Chinchorro con los procesos de momificación más antiguos del planeta. A esto debemos unir casos de vulneración, culto y misterio en culturas de Africa y Asia, costumbres que no son aceptadas por nuestra cristiana cultura occidental, pero a la vez no son aceptadas nuestras creencias de la muerte en el mundo de ellos, el oriental. Nuestra cultura cristiano occidental, tampoco se alejado tanto de las manifestaciones simbólicas y de rituales en torno al misterio de la muerte. Por ejemplo las representaciones simbólicas y de rituales en torno a las animitas, con toda la carga emocional de una muerte violenta que trae aparejada a la familia del afectado u afectada, es una representación popular yreligiosa nacida totalmente en Latinoamérica. 

Adorno pensador de la academia de escuela de Frankfurt en Alemania, planteaba en la primera mitad del siglo XX, que la religión en su asociación natural al poder político y económico, otrorgan un contenido ideológico a la muerte. Por ejemplo los sectores más postergados de la  sociedad, deben acatar el orden dispuesto por Dios, Puesto que la felicidad no esta aquí, sino en el otro mundo, con esto relegaban el futuro accionar hacia condiciones de vida más favorables en los sectores sociales más desposeídos.

Por otra parte el misterio de la muerte traspasa las barrreras sociales, este proceso se encuentra asociado al dolor, es tan poco deseada como tema y esta oscurecida por creencias y ritos. 

La medicina, religión, psicología, la literatura y otras ciencias se han apoderado de este concepto. Ya va siendo el tiempo en que se le de la oportunidad a la educación para tratar y socializar en torno al proceso natural de la muerte, su consecuencia el duelo y todas sus variantes, para que como sociedad vayamos incorporando este tema como parte de la vida y nos nos pille por sorpresa, algo tan natural como la muerte.

Share Button
:: Articulo visto 1 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Lunes 15 de Agosto de 2022
  • UF: $33.594,58
  • Dólar: $882,33
  • Euro: $909,99
  • IPC: 1,40%
  • UTM: $58.772,00
  • Imacec: 3,70%
  • Libra de Cobre: 3,67