Cementerio de Carrizal Alto: Un trozo de historia olvidado

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Para nadie es un misterio que los cementerios llaman bastante la atención. Ya sea como parte de un tema de carácter  religioso, histórico – patrimonial o simplemente por algo “sensorial”.
Si bien en la Provincia del Huasco existen varios sitios funerarios a lo largo de todo el valle, son muy pocos los que se encuentran en buen estado de conservación, mientras que los demás han sido destruidos, profanados y mal utilizados por parte de inescrupulosos e irrespetuosos del sentir de los deudos. Uno de estos campos santos, es el cementerio de Carrizal Alto, antiguo poblado minero de Huasco, que fue bastante importante para la economía nacional. 

PUEBLO DE CALLES RECTAS

Carrizal Alto era uno de los sectores mineros más importantes de la Región Atacama, y se ubicaba entre Copiapó y Vallenar, a 30 kilómetros hacia al este de Carrizal Bajo. Hoy día se quedan solo restos de este pueblo emblemático, en el que se desarrolló un trazo importante de la historia minera cuprífera atacameña en el siglo pasado. Para hacer un poco de memoria, el mineral de Carrizal Alto se ubicaba exactamente, de acuerdo a documentos de la época, a 477 metros sobre el nivel del mar, a 5 kilómetros al norte de Canto del Agua y en el departamento de Freirina. De acuerdo a versiones de carácter oral, recogida por historiadores locales, se atribuye al indio Quichomanque el descubrimiento del mineral de cobre Carrizal, y es posiblemente uno de los primeros que trabajó allí para extraer el mineral.
En el sector “del Bajo” se situó la villa de Carrizal Alto, donde residió el mayor número de mineros y sus familiares. Se ubica a 434 metros de altitud y a 36 kilómetros al este del pueblo de Carrizal Bajo. En esta villa fue que se estableció la Recova, la oficina del subdelegado del Gobierno, Registro Civil, Correos, Telégrafo, Colegios, plaza, teatro, iglesia, estación ferroviaria, hospital y lazareto.
Este último, aparece en el horizonte del viajero cada vez que se desvía del camino que guía a Carrizal Bajo o Canto de Agua. Como un espectro del desierto inhóspito, el que fuera el camposanto de la localidad, aparece hoy destruido, profanado y abandonado. Hasta el momento, ninguna ha sido la institución, social, cultural, turística o patrimonial,  que se haya preocupado de poder rescatar este sitio y rescatar el inmenso patrimonio que existe en el lugar, además de poder entregar paz y tranquilidad a los deudos que aún allí descansan.
En toda Iberoamérica y Europa, existen instituciones dedicadas al rescate y protección de estos sitios, principalmente Museos. En Chile, una institución importante es La Red Chilena de Valoración de Cementerios, que surge en 2006 luego de la investigación de Ana María Ojeda, estudiante de un magíster en Historia en Valparaíso. Su tesis llamada Rasgos culturales de la muerte en el siglo XIX, Cementerio N°1 y de Disidentes de Valparaíso, le permitió conocer a través de la Internet la Red Iberoamericana de Valoración y Gestión de Cementerios Patrimoniales, de la cual surgió la idea de crear en nuestro país una institución similar. El objetivo de la Red chilena es, aunar las iniciativas que surjan, crear metodologías y guiar proyectos para el rescate de los cementerios desde todos los ángulos, histórico, arquitectónico, artístico, turístico; también promover seminarios y encuentros.

NUESTROS CEMENTERIOS

Cualquier persona que llegue hasta Carrizal Alto y entre al camposanto, en medio del desierto y la soledad, podrá sentir desde el primer momento que pisa el lugar, una energía única y solemne, y una especie de sentimiento de tristeza, agobio y de solicitud. ¿Solicitud?, sí así es, una especie de requerimiento de ayuda y protección en tantos años de abandono, en el que no sólo el frío del desierto y la soledad no los ha tomado en cuenta, sino también el abandono, la frialdad y la añoranza de quienes a su lado han permanecido durante años  y que pudiendo realizar un rescate, no lo hacen. Hace algunos años, el municipio de Vallenar a través de fondos del proyecto Ciudad Educadora, rescató, remodeló y realizó un importante labor con el lazareto de la localidad de Camarones donde existían más de 20 personas enterradas y el conocido cementerio de “La Viruela”, en la salida norte de Vallenar.  No se sabe a ciencia cierta cuántas personas hay enterradas en el sector de Carrizal Bajo, pero el lugar ha sido profanado en numerosas oportunidades, ya que según habitantes de Huasco y los alrededores, existían nichos y tumbas que poseían  marfil, o bien las pertenencias de los difuntos, a los cuales sus familiares enterraban con sus objetos más preciados. Carrizal Alto y Bajo, están ubicados en la comuna de Huasco, pero desde la institución a través del departamento de Cultura o la oficina de Turismo, no existen iniciativas que vayan al rescate y protección del lugar. Tal como ocurre en el resto de la provincia, a excepción de los casos mencionados en Vallenar.

LEY DE PATRIMONIOS

Existe y es necesario, orientar la creación de conciencia sobre el respeto a los cementerios, sobre la existencia de este patrimonio y sobre la naturaleza de esta riqueza.  La Ley crea los decretos para la protección y conservación de nuestros inmuebles patrimoniales, crea el Consejo del Monumentos compuesto por 20 representantes de distintas instituciones y crea una Secretaría Ejecutiva que propone, coordina y tramita los decretos de protección, autoridad pública cuyo nombramiento es político y no técnico. Nadie está solicitando que se declare monumento patrimonial el sector, sino más bien que exista una preocupación más importante tanto de los encargados culturales de los municipios, asociaciones turísticas, agrupaciones encargadas de velar por la transmisión de valores culturales se históricos y propiamente del  Gobierno local y regional. Sólo se quiere que descansen en paz y tranquilidad.

Share Button
:: Articulo visto 334 veces ::

Un comentario en: Cementerio de Carrizal Alto: Un trozo de historia olvidado

  1. Tengo 91 anos de edad y gozo de buena memoria para recordar distintos lugares del norte de Chile, desde Canada. Viene a mi memoria el Cementerio de de Antofagasta donde descansan en paz varios familiares. Cuando tenia 7 u 8 anos de edad, recuerdo haber visto un cementerio abandonado cerca de una Oficina salitrera. Senti mucha pena. Le pregunte a mi padre, QEPD., el porque del abandono. Me explico que en las Oficinas se cometian crimenes de obreros que criticaban la explotacion de que eran objeto. Muchos de ellos eran peones del sur que vinieron a buscar mejor vida. Cuando ubicaba a alguno de ellos la policia particular los sacaban unos pocos kilometros fuera del poblado, lo asesinaban y dejaban botado. Cuando sus companeros lo echaban de menos. Salian a buscarlo y lo enterraban. Hay mucho interes en ocultar crimenes como estos. Lo que es notorio en muchos paises son los cambios culturales impuesto. OLVIDAR E PASADO VIVIR EL PRESENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Martes 20 de Febrero de 2018
  • UF: $26.885,36
  • Dólar: $594,58
  • Euro: $737,69
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $47.066,00
  • Imacec: 2,60%
  • Libra de Cobre: 3,26