La historia del Gigante de Pinte

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

A principios del siglo XX nació en Pinte Benjamín Herrera Campillay, quien sería conocido como “El Gigante de Pinte”. Sus padres humildes artesanos, por cuyas venas corría sangre diaguita.
No pasaba inadvertido. Sus dos metros y 46 centímetros lo transformaron en el hombre de mayor estatura que recuerde la historia étnica de nuestro país, quizás sólo comparable con los “Patagones” al sur de Chile, cuyos cronistas los describieron como hombres que bordeaban los dos metros de altura.
Siempre sobresalió al resto de sus compañeros de juegos infantiles y aunque pequeño trabajó la tierra en labores agrícolas y de pastoreo. Su estatura lo convirtió en un joven mas bien lento para el trabajo.
Cuando alcanzó la adolescencia su familia se traslada a Vallenar. No había calzado que cubriera sus pies de allí que le fabricaban unas especies de ojotas de cuero. Su vestimenta de algodón era confeccionada exclusivamente para él por sus madre y sus hermanas. Empleaban varios metros de tela para hacer sus pantalones y camisas. Cubría su cabeza con un sombrero de paja y llevaba siempre al cuello gastado pañuelo de seda de tono gris. De largos brazos y grandes manos.
La creencia popular señala que era capaz de derribar un burro con un solo violento golpe de puño. O levantar simultánealmente  en cada brazo a un hombre entre los 60 y 70m kilos de peso. Pero no era así, pues Benjanmín pese a su gigantismo era un hombre retraído y físicamente débil.
Sufría de acromegalia, enfermedad  que lo afectó desde muy niño hasta que este mal le provocó la muerte siendo muy joven, pues nunca tuvo una alimentacion adecuada. De lo contrario, probablemente hubiese sido mucho más alto y de contextura robusta. Su estatura nunca le fue favorable, siempre permaneció recluido en su hogar. las veces que salía a recorrer las calles era objeto de atracción. Decenas de niños le seguían para observar sus lentos pero largos pasos.
Lamentáblemente, el hambre que padeció lo fue debilitando día a día. Hasta que llegó el momento en que no tuvo fuerza suficiente para ponerse de pie. Tempranamente estaba acabado. Murió joven, probablemente a los 25 años años de edad.
El ataud de rústica madera fue confeccionado especialmenmte para él por carpinteros vallenarinos.  Sus restos yacen hoy en el cementerio de Vallenar. Después de su muerte se tejieron una serie de leyendas las que más que ajustarse a la realidad surgieron como algo propio de la creencia popular.
Lo cierto es que la vida de Benjamín, dista mucho que desear a la de un cuento de hadas pues nunca conoció la felicidad.

 

Fuente: Nancy Mendoza

Share Button
:: Articulo visto 1.314 veces ::

Un comentario en: La historia del Gigante de Pinte

  1. hola nancy mendosa me podrias contestar unas preguntas acerca del gigante de pinte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Talca 626, oficina interior
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Miércoles 22 de Noviembre de 2017
  • UF: $26.688,51
  • Dólar: $635,72
  • Euro: $745,98
  • IPC: 0,60%
  • UTM: $46.692,00
  • Imacec: 1,30%
  • Libra de Cobre: 3,08