La serie de misivas que pusieron fin al hogar para ancianos de las religiosas del Buen Samaritano

Share Button

Una serie de cartas enviadas a los obispos de Copiapó y Talca, fue la que durante la semana enviaron diversos grupos ambientalistas de la provincia del Huasco para cuestionar la entrega de dineros por parte de la empresa Barrick a las Hermanas del Buen Samaritano en Vallenar.  Estas son las principales misivas que hasta ahora están deteniendo la entrega de dineros para la construcción de un centro para los más pobres.

Carta enviada a Obispo Valenzuela de Talca por parte de grupos sociales y ambientales del Huasco:

“Monseñor

Horacio Valenzuela Abarca

Obispo de Talca

Presente.

Estimado Monseñor :

Las comunidades y organizaciones que suscribimos  las cartas adjuntas,  para vuestro conocimiento, desde el año 2000 nos hemos visto afectadas por el proyecto Pascua Lama, 15 trabajadores han muerto ya en la alta cordillera antes de que el yacimiento entre en funcionamiento, existe la constatación de la destrucción de dos de los principales glaciares, trafico de camiones por pequeñas vías de nuestras comunas con cargamentos peligrosos, nuestras familias se han dividido, los vecinos han entrado en disputa por el abastecimiento de agua (los ríos que bajan de la alta cordillera ya están manifestando la intervención de la minera), las autoridades se han corrompido debilitando los mecanismos de representación, y desintegrando las confianzas, motor de nuestro modo de vida sencillo, agrícola, ligado a los ciclos de la tierra.

Nuestras iglesias,  perteneciente a la Diócesis de Copiapó, con las comunidades locales de la iglesia, han tenido un rol fundamental para ayudarnos a despertar y comprender la importancia de defender la creación y de preservarla para las generaciones futuras.   De la mano con esas comunidades, hemos desarrollado todo tipo de iniciativas: legales, de difusión, de denuncia, misas y movilizaciones masivas, acciones locales, nacionales e internacionales, buscando detener lo que sabremos será la muerte del valle en el que por siglos han habitado nuestras familias y que hoy alberga a 70 mil personas. Pero el poder del dinero y la colusión entre políticos y empresarios ha silenciado nuestras demandas, nuestros Estados han retrocedido ante las empresas, permitiendo que ellas tomen en sus manos la educación, la salud, la vivienda y otros servicios básicos.

En la carta encíclica “Caridad en la verdad”   del Sumo Pontífice nos dice:

“El acaparamiento de los recursos, especialmente del agua, puede provocar graves conflictos entre las poblaciones afectadas. Un acuerdo pacífico sobre el uso de los recursos puede salvaguardar la naturaleza y, al mismo tiempo, el bienestar de las sociedades interesadas. La degradación de la naturaleza está estrechamente unida a la cultura que modela la convivencia humana: cuando se respeta la “ecología humana” en la sociedad, también la ecología ambiental se beneficia. Para salvaguardar la naturaleza no basta intervenir con incentivos o desincentivos económicos, y ni siquiera basta con una instrucción adecuada. Éstos son instrumentos importantes, pero el problema decisivo es la capacidad moral global de la sociedad”.

Es por ello, repudiamos el accionar de las “Hermanas del Buen Samaritano”, pertenecientes a su Diócesis,  que han pasado a llevar la Diócesis de Copiapó,  a su Obispo, que se ha mantenido consecuente en su posición frente a este conflicto, por lo que consideramos que las hermanas que están bajo su juridicción apostólica se han dejado corromper por el dinero ofrecido por estas empresas para dividir y silenciar la voz evangélica de la diócesis.  Les ha faltado una buena reflexión con la ayuda de Pastores.  Pensamos que podemos estar a tiempo para brindarles esta ayuda a través de Ud., que las debe conocer.

Hemos visto cómo Barrick divide también a la Iglesia. Lo vimos el año 2008 con la firma del nefasto  “Compromiso Atacama” donde El Techo para Chile y América Solidaria, organizaciones dependientes de Los Jesuitas, firmaron con la multinacional minera sin escuchar a la Iglesia local. Creemos desde lo más profundo de nuestra espiritualidad que aún estamos a tiempo de evitar que la Iglesia se divida entre quienes son cooptados por empresas de muerte y quienes defienden la Creación.

Queremos saber si usted, como autoridad máxima de Las Hermanas de Buen Samaritano puede hacer que se retracten y lograr que sean buen testimonio de su ser y hacer, siendo fieles a la Iglesia y obedientes a sus Pastores.

De lo contrario, solicitamos que se retiren de la Diócesis de Copiapó, y junto con ello, se lleven los 800 millones de pesos que Barrick donó para realizar su obra en otro lugar.  En el Valle del Huasco la Iglesia no recibe dineros de esta empresa”.

(La carta es firmada por diversos grupos ambientalistas, sociales y comunidades del norte)

La respuesta de Obispo Valenzuela a las comunidades:

“Agradezco de corazón la férrea defensa que diversas personas y organizaciones están haciendo de un tesoro natural cuya pérdida sería una derrota  de la justicia entendida en su nivel más profundo. Hay cosas que no están ni pueden estar jamás a la venta porque no tienen precio; hay derechos que son inalienables y defenderlos es una obligación ineludible para todos los que consideramos la sustentabilidad y el bien común como principios estructurales de una sociedad para que sea humana y posible para todos. Durante el año 2010-2011 , en coherencia con este pensamiento y en comunión con mi hermano Mons.Gaspar Quintana, nuestro consejo Vicarios decidió no aceptar la ayuda que se nos ofrecía en la Séptima Región por parte de esta empresa para reparar nuestros templos dañados por el  terremoto….consideramos que nuestra enorme necesidad no podía ser aliviada  avalando la destrucción irreparable de aquellos otros templos de la Creación a través de los cuales el Señor nos ha querido regalar el agua y ,con ella, la vida. La Congregación de las hermanas del Buen Samaritano ha actuado con toda buena fe pero creo que no habían entendido el fondo del asunto que nos preocupa a todos. La madre superiora según entiendo, antes de recibir  esta carta suya y con enorme sentido eclesial, le había comunicado al Sr Obispo su resolución de no aceptar el ofrecimiento en cuestión. Le agradezco sus buena voluntad y lamento que no me haya comunicado antes acerca de esta situación; creo que se ha causado un sufrimiento injusto a estas hermanas que fueron a ese desierto a levantar a los caídos y a recoger a los que nadie recibe…no fueron a atacama con ninguna otra intención y por la petición insistente y expresa de nuestro querido y recordado don Fernando Ariztía. Ojalá esto se pueda reparar.  Reciba mi saludo afectuoso y mi oración por su familia y sus intenciones.

+Horacio Valenzuela Abarca / Obispo de Talca

Respuesta ante la carta de Obispo Valenzuela por parte de los ambientalistas:

“Estimado Exmo. Mons. Horacio  Valenzuela:

Con gran regocijo he leído su carta donde manifiesta su comprensión y sentido de la justicia por salvaguardar la creación.

Me complace, al enterarme de la decisión de las hermanas del Buen Samaritano, de la decisión, de devolver el dinero que la empresa Barrick Gold (cuestionada mundialmente) les habría entregado.

Sabemos que el propósito de dicha empresa es hacer un “lavado de imagen” de la misma, ante la sociedad y que dicha empresa nunca ha tenido un sentido, ni servicio de caridad a los más desposeídos.

Me llama la atención que la congregación de las hermanas del Buen Samaritano, al iniciar tan magnifica obra, no hayan tenido como inspiración el ejemplo de  nuestra querida madre Sor Teresa de Calcuta, ella con mucha dignidad no permitió que su obra fuera manipulada por empresas que tenían otros propósitos y no precisamente el amor a los pobres.

El comportamiento de la hermana Elena, no coincide con el pensamiento y anhelo de nuestro querido y recordado obispo don Fernando Aristia (Q.E.P.D), quien fue el primero en advertir a la comunidad del peligro que se venía al instalarse esta transnacional en la alta cordillera donde nace el agua, fuente de vida, que conforma el Río Huasco.

Pienso que la hermana Elena, del Buen Samaritano, en su afán de concretar esta obra, no midió el efecto adverso que esto produciría.  Pienso,  que ella necesita una reflexión profunda como religiosa.  La actitud de la hermana ante la comunidad, ha sido inconsecuente con el verdadero sentido de la Iglesia de Atacama.

Reiterando mis agradecimientos en nombre propio y organizaciones sociales y afines,  por la valiente y justa decisión de no permitir la estrategia de esta empresa en buscar dividir y enfrentar entre si a las comunidades, y de paso “lavar su imagen”.

Reciba las bendiciones de Dios Padre.

Fraternalmente en Cristo,

Pastoral de la Salvaguarda de la Creación, Alto del Carmen”

 

Respuesta del Obispo Gaspar Quintana informando sobre decisión tomada por las Hermanas del Buen Samaritano:

“A la Iglesia Diocesana de Copiapó y a la opinión pública:

Quiero informar de una importante noticia que recibí ayer por la tarde, de parte de la Congregación de las Hermanas del Buen Samaritano.

En efecto, la Madre Irene García de Prado, Superiora General de dicha Congregación, con fecha 6 de julio, me hizo saber que ha optado por dejar sin efecto el proyecto de la Casa de Acogida a realizarse en Vallenar con el financiamiento de una empresa minera de la Región de Atacama.

Tal decisión es fruto de un discernimiento hecho con Mons. Horacio Valenzuela Abarca, Obispo de Talca, de quien depende jurídicamente el mencionado Instituto religioso. Como dice la Madre Irene, tal determinación se tomó “en obediencia a las orientaciones de la Iglesia en la persona de nuestros Pastores, por lo que asumimos los frutos de este discernimiento en la caridad evangélica.”

No hay duda de que esta resolución de la Hermanas del Buen Samaritano es una buena noticia para todos los que tratamos de tener presente que “los proyectos para un desarrollo humano integral no pueden ignorar a las generaciones sucesivas, sino que han de caracterizarse por la solidaridad y la justicia intergeneracional, teniendo en cuenta múltiples aspectos como el ecológico, el jurídico, el económico, el político y el cultural.” Son palabras del Papa Benedicto XVI.

Agradezco a esta Congregación religiosa su valioso servicio de amor y atención a los pobres y desamparados en nuestra Región, y hago votos porque esta labor continúe y se fortalezca en el tiempo. Estoy seguro de quela totalidad de la comunidad de Atacama apoyará decidida y solidariamente este esforzado servicio de las Hermanas. Y que su gesto ejemplar de fidelidad a las orientaciones de la Iglesia en este campo nos anime a cuidar “desde dentro denosotros” la creación, no siempre tenida en cuenta en los proyectos de desarrollo social y económico de nuestro país”.

+Gaspar Quintana J., CMF.

Obispo de Copiapó

Sábado 7 de julio de 2012

Share Button
:: Articulo visto 32 veces ::

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Talca 626, oficina interior
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Sábado 21 de Octubre de 2017
  • UF: $26.652,11
  • Dólar: $625,55
  • Euro: $740,30
  • IPC: -0,20%
  • UTM: $46.786,00
  • Imacec: 2,40%
  • Libra de Cobre: 3,15