Roy Evans, de Vallenar y el mundo

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Sr Director:

No diremos que la suya es una lamentable pérdida amigo Roy. Evitaremos con eso uno de esos lugares comunes que a usted tanta risa le causaban. No diremos tampoco, eso sí que no, que usted deja un inmenso legado artístico del que muchos vallenarinos y vallenarinas ni siquiera dimensionan, porque ahí le estaríamos atacando a usted esa modestia que le caracterizaba el proceder, el pintar, el esculpir, el hablar, el  compartir sus certezas y sus dudas sobre el arte, la vida entera al fin y al cabo. No se preocupe amigo, no le atosigaremos con lisonjas y adulaciones salameras… dejémoselas a las secretarias que deberán interrumpir  esta mañana la pintura de uñas, para redactarle a sus jefes las siempre torpes condolencias.
Me sonaba su nombre, señor Evans, cuando por allá por el 2003 o 2004, disculpe la memoria… con esto de la televisión no me acuerdo ni de lo que hice ayer (Bart Simpson) vino usted por estos lares a mostrar sus monitos simpáticos en el Centro Cultural de Vallenar. Por ahí me designaron para confeccionarle a usted un díptico informativo sobre sus trabajos, su biografía y todo ese tipo de linduras que todo artista le gusta escuchar sobre sí mismo.
Sucede que me impresionó su currículum ciudadano Evans, para qué se lo voy a negar, pos hombre (dicho con vuestro mismo tono pituco pero simpático que a muchos nos hacia reír con muy buena onda) Largo tiempo viviendo, estudiando y creando en Brasil, en España, en otros rincones del mundo exponiendo y encantando con sus óleos, sus dibujos, sus vitrales, su sonrisa a gentes remotas y otras de más lejos.
Me felicitó usted entonces por los párrafos que le garrapateé con gusto, eso no lo niego. Tuve incluso la mala ocurrencia, por esos mismos días, de mostrarle a usted uno de mis mamarrachos pictóricos, y ahí usted se me vino encima con sus elogios y comentarios esperanzadores sobre lo que para mí no eran más que intentos, confusos y chapuceros, por configurar algo que pudiera clasificarse como pintura. Y en ese entonces, amigo Roy, fue usted la primera persona que dijo que esos trabajos eran obras de un pintor. Y para rematar el estropicio, anduvo usted diciendo en voz alta  que el díptico lo había hecho un escritor fabuloso.
Fue entonces que debí  aconsejar al estamento municipal no servir nunca más champagne en los cocteles de inauguración de exposiciones.
“No seas modesto” fue su sentencia. Y me lo diría otras tantas veces durante sus gratísimas visitas a nuestro Vallenar. Y dele usted que le escribiera yo otros párrafos para su nueva exposición en la zona (sucede que la ultima vez confundí a Afrodita con no se cual diosa griega… pero pasó piola ¿no es cierto Roy?). Y luego que hay que escribir algo para discursear durante la inauguración del vitral que donó usted al hospital provincial. Y luego que hay que redactar una carta, no sé a quién, para saber por qué no nos aprobaron el Fondart (siga participando)
Tiempo después me pidieron hacer una reseña suya cuando le entregaron la medalla Ambrosio O’Higgins (antes de que se volviera costumbre otorgar dicha presea a motoqueros, futbolistas pillo’bancas y vecinos conocidos con suerte en su propia casa) Y allá se fue a meter usted, al estadio municipal, muy cacharpeado para la ocasión, recibiendo de todas formas la ovación merecida de la galería. Un homenaje que se le debía y que sus amigos disfrutamos con gusto.
Y hace como dos años dejé de verle por Vallenar. Vino, supe, a despedir  a su señora madre. De ahí que escuché varias veces que se anunciaba su visita para pronto, y que se vendría con una nueva horneada de trabajos para exponerlos al público vallenarino. Y no pudo ser, hasta hoy en la mañana que me enteré que se nos había escapado usted, quien sabe adónde, seguro a continuar con la travesura infinita esta de colorear para hacer y ser feliz, y estoy seguro, amigo Roy, que usted fue feliz experimentando la vida a su manera, y nos hizo felices también a nosotros con su arte y su amistad, la cual cultivaba por cierto como un verdadero arte.
Y pucha que extrañaremos su conversación, su generosidad para compartir sus dudas y certezas, sus proyectos, su visión sobre la política mundial y sobre cualquier cuestión que se nos subiera a la cabeza, en esas tardes apacibles del Vallenar en verano, esperando la hora de la fresca.
Hasta siempre amigo, fue un honor, usted sabe.

Milko Urqueta Torrejón
Vallenar

Share Button
:: Articulo visto 38 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Jueves 25 de Febrero de 2021
  • UF: $29.265,50
  • Dólar: $703,65
  • Euro: $854,67
  • IPC: 0,70%
  • UTM: $51.131,00
  • Imacec: -0,40%
  • Libra de Cobre: 4,19