La Carta Abierta del alcalde de Huasco al Presidente Piñera

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Hoy estamos aquí para celebrar, para celebrar un nuevo aniversario de nuestro hogar, y aunque nos gustaría estar mucho más felices, solo podemos ser moderados en las festividades, pues tengo que ser muy claro, en Chile y en Atacama, los tiempos son difíciles, tenemos cesantía, precarización, un costo de la vida elevadísimo y ya se escucha como si fuera un mantra ciudadano, que “el usuario paga todo”. Nada nuevo, esto último ya lo sabíamos, pero las autoridades del gobierno tienen que entenderlo, la paciencia de la gente ha sido sobrexplotada: medidores inteligentes; cesantían, alza de planes de Isapres; retenciones de impuestos para entregar más y más dinero a las decepcionantes AFP’s que financiarán a los más ricos del país; bajo crecimiento económico; bajos sueldos frente al IPC; gastos públicos en tareas centralistas y fútiles como renombrar el Transantiago o pagar estudios a una encuestadora fuertemente ligada a ese sector político, revelan un desprecio por las regiones y un narcicismo gubernamental que no tiene parangón en nuestra historia. Huasco sigue con su hospital en la zona de inundación y sus colegios están en paro producto de la falta de entrega de materiales básicos a sus colegios por parte del Estado, en lo que parece una forma de desarticular la reforma educacional. Y puedo seguir hablando, del cierre de empresas nacionales; de la nula inversión pública para la preparación frente al cambio climático que cada año nos golpea con mayor rigor, con inundaciones, aluviones y pérdida de recursos hídricos.

Decía nuestra querida Gabriela Mistral, mujer originaria de tierras diaguitas y molles, como nuestro pueblo, que entre el cóndor y el huemul de nuestro escudo patrio, teníamos demasiado cóndor, ave de rapìña individualista por excelencia, y muy poco de la sencillez y nobleza del huemul, que nos faltaba más de este ciervo hermoso y comunitario, siempre con los pies en la tierra, y con sabia gratitud por su entorno.

En tiempos como los que estamos viviendo, y como los que está viviendo el mundo en general y Sudamérica en particular, no podemos continuar con la visión del ave de rapiña, no podemos seguir pensando en extraerlo todo a cualquier costo, en observar el crecimiento macroeconómico como fuente de satisfacción espiritual. Las cifras macroeconómicas no riegan los valles ni hacen crecer los olivos, y las acciones en la bolsa de valores, no compran tiempo de calidad para las familias, son un espejismo de éxito, de un éxito obtenido a costo de sacrificar a otros y a costo del despojo de nuestra Madre Tierra.

Hago un llamado a reflexionar con seriedad sobre lo que estamos construyendo como Sociedad. Nos urge un encuentro, un punto de comunión entre el espíritu y lo material para desbloquear el miedo social que nos está carcomiendo, que nos roba el tiempo junto a nuestras familias para entregárselo a proyectos de vida de otros, a jornadas laborales absurdas e ineficientes por lo extensas y jornadas escolares que alienan a nuestros hijos y nos separan de su educación, del encuentro con la naturaleza y de los buenos amigos con los que mi generación jugaba a la pelota en la calle y trepaba a los árboles con una sonrisa imborrable.

Luego nos dicen “Elija Vivir Sano” y nos entregan alimentos con precios marinados en la sal y el agua de la colusión; nos dicen “Elija Vivir sin Drogas” y estrenan políticas de mayor criminalización a los jóvenes, con narcotest y una fanfarria moral digna de la era de Nixon; “elija esto y elija lo otro”, como si las decisiones colectivas fueran elecciones comerciales destinadas a un consumidor antes que a un ser humano.

Debo decirles a los señores del “Centro” que impulsan estas campañas publicitarias, porque no se trata de políticas públicas y eso espero que todos lo tengamos claro, debo decirles con todo el respeto que se merecen, que somos mucho más que eso, somos más que simples consumidores. Somos gente con alma, somos antes que nada, seres humanos, personas sensibles, con piel, huesos, vicios, virtudes, tristezas y ganas de amar pero sin tiempo de abrazarnos, sin tiempo de reunirnos a observar el color de las pupilas de nuestros hijos. Tal vez existan algunos privilegiados, que a costa del resto de la población, sí tengan ese beneficio, pero el común de los trabajadores no lo tiene, ese derecho tan básico está fuera de su alcance. El común de los chilenos no tiene ese derecho del que nos hablan en sonrisas infomerciales, ese derecho a “Elija Vivir sin o Elija Vivir con”

¿O acaso podemos elegir vivir con más tiempo de calidad para con los nuestros? ¿O Podemos Elegir Vivir sin proyectos contaminantes junto al colegio de mis hijos? ¿Podemos elegir vivir sin entregarle nuestros ahorros a las AFPs? ¿Podemos elegir cultivar nuestra huerta y no pagar por esos tomates de plástico, insípidos e inodoros, que una red de supermercados nos vende sin saber si se pusieron de acuerdo en el precio con su competencia? ¿Podemos elegir explorar nuestra mente y sanarla a través, por ejemplo, de la Ayahuasca y otras experiencias sicodélicas en busca del retorno al pensamiento original? ¿Qué tan liberales somos a la hora de despenalizar el autocultivo de marihuana? ¿Dónde están los libertarios que corrieron a rescatar a Venezuela a la hora de permitirnos tomar decisiones sobre nuestro propio cuerpo, cuando de eutanasia o aborto se trata? ¿Es que acaso nuestra libertad se restringe solo a la posibilidad de elegir la marca de pollos congelados o del papel higiénico que me puedo llevar en la bolsita ecológica reutilizable?

¿Se puede elegir, verdaderamente? Si apenas tenemos tiempo para descansar y amar a los nuestros, no podemos elegir. Trabajar, así como lo estamos haciendo, no es una decisión, es la única alternativa que nos están ofreciendo para sobrevivir.

Entonces, me permito hacer este llamado al Gobierno, a que nos permitan amarnos socialmente, a que nos reencontremos desde el espíritu, que el Presidente de “todos los chilenos” no siga cayendo en este populismo de la derecha radical que se nos está imponiendo en el Continente. Chile no necesita más polarización, Chile no necesita más odios ni fachismos remasterizados, Chile no necesita estar en el corazón de Trump, en las caricias de Bolsonaro ni en las lágrimas encargadas de Guaydó. Chile necesita encuentros y un diálogo profundo sobre el tipo de sociedad que tenemos y sobre lo que realmente necesitamos.

Señor Presidente, el verdadero rescate humanitario no está en la Venezuela Bolivariana, la ayuda humanitaria se necesita aquí, en las zonas de sacrificio ambiental y en los hospitales públicos donde mueren los más pobres del país.

Señor Presidente, el retorno humanitario verdadero, el evidente, no es aquel de subir con fórceps en un avión de la Fach a los ya suficientemente vulnerados hermanos haitianos para retornarlos a la pesadilla que vive su país, el verdadero retorno humanitario, consiste en que cada día, los hombres y mujeres de nuestra patria regresen felices a construir sus hogares, lo verdaderamente humanitario es facilitar el regreso a nuestro origen ancestral, a nuestras raíces inmemoriales, a sentirnos una vez más hijos de la tierra, para retornar a la felicidad de la vida familiar, al tiempo para cuidar a nuestros hijos, y abrazar a nuestros abuelos para escuchar su sabiduría tan necesaria.

Señor Presidente, desde Huasco le decimos, reflexione sobre su rol histórico, antes de que sea, demasiado tarde.

Palabras del Alcalde Rodrigo Loyola, en el marco del aniversario 169 de la comuna de Huasco.

Share Button
:: Articulo visto 1 veces ::

2 comentarios en: La Carta Abierta del alcalde de Huasco al Presidente Piñera

  1. Miguel Salazar González

    Un verdadero poeta el Alcalde Huasco.
    Recalca situaciones que se arrastran por décadas y no es posible solucionar de un día para otro.
    Las largas horas de trabajo se deben principalmente a que los jefes de hogar deben salir lejos a trabajar porque acá no hay o no se permiten oportunidades de trabajo.
    Más me suena sus reflexiones a populismo y a un afán totalitario.

  2. Alcalde. Si usted no permite que se instalen las empresas en el valle. la responsabilidad de no disponer de vacantes de trabajo es solo suya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Domingo 9 de Agosto de 2020
  • UF: $28.659,11
  • Dólar: $777,18
  • Euro: $922,36
  • IPC: 0,10%
  • UTM: $50.272,00
  • Imacec: -12,40%
  • Libra de Cobre: 2,95