Columna: Sapos y culebras

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

El sector de los medios de comunicación en Chile debe ser uno de los de mayor concentración económica, y por lejos, el de mayor influencia en la opinión pública. Desde hace ya un par de décadas un puñado de grupos económicos se han apropiado de los canales de televisión, cadenas radiales y gran parte de los principales periódicos con el objetivo preciso de dictarle a usted un único modelo de moral ciudadana, basado en el respeto irrestricto a la propiedad privada por sobre cualquier otro derecho fundamental que alguien quiera enarbolar.

Allí radica el gran conflicto que tiene el gran empresariado con el momento constituyente que está viviendo nuestro país. No quieren para nada que sus privilegios sean tocados en modo alguno, por lo que han puesto en movimiento tanto a sus juguetes mediáticos como a su guardia pretoriana, alineada esta última en los partidos de la derecha como también en no pocos representantes del centro, uno que otro incluso del otro lado, y camarillas de elite tales como “Amarillos por Chile” formada por veteranos de la Concertación y por truculentos embaucadores comunicacionales; arrejuntados estos con representantes de otras pandillas coloniales que ven en el surgimiento de una nueva Constitución el caos y la destrucción total del país.

Y ese miedo, representado gráficamente en sapos y culebras, se lo quieren hacer tragar a usted, a diario y de manera religiosa a través de las distintas plataformas comunicacionales, unificadas y coludidas todas en una campaña comunicacional del terror.

No por nada Juanito Sutil, presidente de la SOFOFA, anduvo preguntando cuánto valía el canal CNN Chile, pues le incomodaba cierto tonito perspicaz con que algunos de sus periodistas le habían entrevistado un par de veces. Pues bien, habrá pensado Juanito, si no me gusta me lo compro y lo arreglo para que me guste, como quien va a la ropa americana y se trae un pantalón un poco ancho pero que con una buena pinza queda tiqui taca…

El problema de esto es que si los montajes comunicacionales no sirvieran hace rato ya se hubiesen desechado. Funcionan, y harto bien lamentablemente. Por ejemplo, cierta sensación de que la opción Rechazo ha crecido desmesuradamente, instalada artificialmente de esa forma en base a encuestas de misma propiedad de estos grupos económicos, ha sido suficiente para que buena parte de la población manifieste molestia ante este grupo de constituyentes, presentado por los medios como irresponsables, fanáticos, farsantes, excéntricos… hasta chascones, marihuaneros y ultrones que quieren despojarnos de los símbolos más sagrados de la Patria… (A propósito, en esta formación maniquea del imaginario colectivo han contribuido, desde hace décadas, las peores telenovelas mexicanas, donde la niña buena y sufrida siempre es ciega y virginal; el curita es siempre buenito, mientras los malos son feos, pervertidos y hasta dementes…)

Y el gen conservadurista chilensis parece que se alborota cuando además la derecha le hace tragar una buena dosis de sapos y culebras al mismísimo Gobierno de Boric al reclamarle la consagración de la inexpropiabilidad de nuestros fondos previsionales para no ser robados vilmente por la izquierda demoníaca y sus huestes talibanas que quieren todo gratis… sin que nadie se atreva a mencionar que han sido las propias AFP las que se han adueñado inmoralmente de estos fondos, al convertirlos en meros pozos de inversión para poder especular y lucrar a destajo, como usted ya sabe, dejándonos sólo pérdidas a los cotizantes, sin nada de sus jugosas ganancias y con pensiones miserables.

Pues bien, será necesario que la nueva Constitución consagre al menos el derecho a la información pluralista, y que una nueva Ley de Medios termine con esta vergonzosa concentración de medios de comunicación, rompiendo esa hegemonía y esa mirada única de sociedad que se pretende imponer. Y por cierto, que existan estímulos para que los distintos medios alternativos, como las radios, los canales de televisióncomunitaria, los portales de noticias, etc., puedan seguir su labor de manera independiente sin que se les pautee desde el Estado ni desde grupos económicos interesados.

La libertad de prensa, ni siquiera la libertad de expresión, no le da el derecho a nadie a hacerle masticar a la ciudadanía sapos y culebras al desayuno, sapos y culebras al almuerzo, y sapos y culebras a la cena… ¡seguiremos informando!

Share Button
:: Articulo visto 1 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

elnoticierodelhuasco.cl

EL NOTICIERO DEL HUASCO
Un producto de ComuniKT Consultores
Teléfonos:
85550469 - 68042790
Email:
elnoticierodelhuasco@gmail.com
POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

"Las opiniones vertidas en este medio de comunicación son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Noticiero del Huasco ni de ComuniKT Consultores"

video destacado

indicadores económicos CHILE

Sábado 13 de Agosto de 2022
  • UF: $33.564,46
  • Dólar: $882,33
  • Euro: $909,99
  • IPC: 1,40%
  • UTM: $58.772,00
  • Imacec: 3,70%
  • Libra de Cobre: 3,67