Microfilmes con el legado de Gabriela Mistral recibieron universidades de Chile y organizaciones de EE.UU.

Print Friendly, PDF & Email
Share Button

Seis prestigiosas instituciones obtuvieron hoy en la Biblioteca Nacional, sendas cajas conteniendo los microfilmes de más de 18 mil piezas del legado mistraliano que se encontraba en Estados Unidos y que fue donado en diciembre de 2007 a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), por Doris Atkinson, albacea de la Nobel.

La versión digital del legado está disponible para todo público, en la Sala Virtual Gabriela Mistral http://salamistral.salasvirtuales.cl/ A nivel mundial, este sitio web se transforma en el más completo en torno a la figura de la maestra del Elqui.

Desde la llegada del tesoro mistraliano a Chile y su posterior clasificación, catalogación y restauración, a inicios de 2008 y hasta el presente año, el trabajo ha sido arduo y minucioso.  Fue ejecutado por un grupo de expertos, investigadores, bibliotecarias catalogadoras, digitalizadores y restauradores que revisaron cada una de las 18 mil 32 piezas, cartas y otros originales, manuscritos y textos mecanografiados, lo que arrojó un total de 84 mil fojas. Todos los materiales fueron escaneados en formato TIFF de alta resolución (600 DPI), con luz fría, a fin de no dañarlos.
Los master y los PDF fueron guardados en un servidor y copia de los PDF subida para ser consultada en la red.
“Cuanto habría disfrutado Gabriela Mistral al saber que los avances tecnológicos nos permitirán difundir su legado literario mucho más allá del Elqui, desde nuestra Biblioteca Nacional Digital al mundo”, dijo la directora de la Dibam, Magdalena Krebs.

A la enorme colección mistraliana llegada desde Estados Unidos, debe agregársele el material fotográfico (2.141 imágenes), compuesto por copias en papel de fibra, negativos, diapositivas y hasta filmes en 8 y 16 milímetros y el material sonoro y fílmico (50 piezas).

Junto con este fondo de documentos, llegó un importante número de objetos personales de Gabriela Mistral, que hoy se encuentran en el Museo de su Vicuña natal, por decisión de la propia donante. Entre las 929 piezas cabe destacar numerosas condecoraciones; objetos de adorno; obras de arte: pinturas, grabados y esculturas; álbumes de discos, mates de plata; agendas; colecciones de postales; retratos enmarcados, etc. También forman parte de estas colecciones la biblioteca personal de la Premio Nobel, que incluye libros, folletos y revistas con un total de 1.443 títulos.    

Receptores del legado

Estos materiales microfilmados, de incalculable valor, fueron entregados hoy, en ceremonia oficial, a los rectores de las universidades de Chile; Católica y Centro de Estudios Mistralianos de la Universidad de La Serena. Además, por vía diplomática, serán enviadas copias idénticas de esta entrega a la Organización de Estados Americanos (OEA); a la División Hispánica de la Biblioteca del Congreso de EE.UU. y al Barnard College de la Universidad de Columbia, donde Gabriela Mistral impartió clases.

En carta dirigida a la directora de la Dibam, Magdalena Krebs y a Pedro Pablo Zegers, investigador y jefe del Archivo del Escritor de la Biblioteca Nacional, Doris Atkinson, junto con lamentar su ausencia a la ceremonia, expresa: “Hemos visto la detallada y delicada manera en la que cada página del material de Gabriela Mistral fue catalogada, restaurada y digitalizada. Ha sido una enorme labor y agradecemos a cada uno por su experiencia, cuidado y dedicación”.

Por su parte, el coordinador general del proyecto “Legado Gabriela Mistral”, Pedro Pablo Zegers, manifestó: De una vez por todas podremos leer integral y totalmente a Gabriela Mistral. Teníamos una versión fragmentaria de la Premio Nobel. Hoy podemos decir que poseemos una parte significativa de su material, lo que implica, a la luz de las nuevas lecturas, contar con una visión más completa de su obra otorgándole un mayor sentido a su creación”.

-¿Este nuevo material debería dar origen a una actualizada biografía de la poeta?

“Este es el momento en que comienza el verdadero estudio de Gabriela Mistral. Cuando ya está el material ordenado, cuando de verdad podemos empezar a escudriñar en su producción literaria y vivencial. Está toda su correspondencia, de modo que es posible reconstruir una buena parte de su biografía. Está todo el material creativo, lo que permite trabajar las distintas versiones de sus poemarios y de su prosa. Con la catalogación y ordenamiento que hemos concluido, se pueden reorganizar, armar y completar obras para, de este modo, comenzar a pensar en lo que algunos llaman Obras Completas, aunque en el caso de Gabriela Mistral, dado su carácter de viajera y la dispersión de su obra, resulta un tanto aventurado”.

Zegers agregó que, aunque el material que llegó desde Estados Unidos estaba en muy buen estado, el objetivo central de esta catalogación, digitalización y puesta en el catálogo Dibam, es impedir la manipulación de originales, para que esta, la colección más grande del mundo sobre Gabriela Mistral, tenga una larga vida.

“Con su procesamiento en alta resolución, los documentos pueden ser fácilmente ampliados para entender grafías que a tamaño normal son incomprensibles”, señala.

El mundo literario está de fiesta porque, desde hoy, ingresando a la Sala Virtual Gabriela Mistral, los investigadores e interesados en la vida y obra de la Premio Nobel podrán encontrar toda la documentación que contiene su legado lo que viene a ser el sitio mundial más completo en torno a la figura de nuestra querida maestra del Elqui.

Share Button
:: Articulo visto 19 veces ::

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *